Tomar una curva suele ser un problema para muchos conductores, y estos inconvenientes se acrecientan en caso de que la curva sea cerrada o si se encuentra en una cuesta. Además, al conducir con un remolque ligero, la dificultad a la hora de tomar las curvas aumenta en gran medida, siendo una de las principales razones por la que la mayoría de conductores deciden no emplear un remolque. Es necesario concienciar sobre la buena conducción, y esto incluye saber cómo tomar una curva en cualquier situación.

¿Quieres saber cómo coger una curva con un remolque? A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber para que puedas tomar cualquier curva con facilidad cuando conduzcas con un remolque. Qué técnica es la mejor, cómo garantizar la seguridad, cómo evitar golpes…

Consejos para tomar una curva con un remolque ligero

Si al principio tienes problemas para tomar una curva con un remolque, no debes frustrarte, ya que tras un periodo de aprendizaje y práctica, el aprendizaje es sencillo y conseguirás automatizar los movimientos con el volante. Para lograr este objetivo es interesante tener unos conocimientos previos.

El problema de muchos conductores es que se ponen demasiado nerviosos en el momento de girar, por lo que son más propensos a cometer algún error. Nuestra recomendación para evitar que esto te pueda ocurrir a ti, es practicar en una zona a la que estés acostumbrado y te sientas cómodo.

Cómo actuar antes de tomar una curva con un remolque

El aspecto más importante antes de realizar un giro con el remolque ligero es la velocidad. Antes de tomar una curva con el coche siempre es necesario adaptar la velocidad al tipo de curva, según sea más cerrada o abierta. Si conduces con remolque, debes frenar mucho antes, ya que es necesario reducir la velocidad.

Otro factor importante es la masa de la carga de remolque. Cuanto más pesado sea el remolque mayor será la fuerza que ejercerá en el giro, pudiendo desestabilizar el coche. Este aspecto es el que más problemas presenta a los conductores novatos. Te aconsejamos que durante los primeros meses reduzcas un poco más la velocidad para poder coger la curva con mayor control.

Cómo coger una curva con un remolque ligero

Una vez adaptada la velocidad al tipo de carga y diseño de la curva, es el momento de realizar el giro. Lo primero que se tiene que calcular es el espacio. Importante adaptarse a él y abrirse bien en la curva. De esta forma se facilitará el giro y el control del vehículo. Al llevar un remolque ligero es importante revisar que tanto la carga como el remolque se adaptan bien a la curva y no se invade alguno de los otros carriles que podrían perjudicar al resto de conductores.

Después de asegurarse de que tanto el remolque ligero como la carga se encuentran en perfecto estado, únicamente se deberá salir de la curva. Este paso es mucho más sencillo, ya que únicamente se tiene que ir enderezando el coche y acelerar hasta alcanzar la velocidad previa a la toma de la curva.

Recomendaciones previas en el remolque

Antes de iniciar cualquier viaje es importante realizar pequeñas comprobaciones en el vehículo y el remolque para asegurarse de que todos los componentes se encuentran en perfectas condiciones. Si se trata de un viaje con una gran cantidad de curvas, la importancia es todavía mayor, ya que el más mínimo problema en el enganche del remolque o las ruedas podría ocasionar un accidente.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad y puedas tomar las curvas con un remolque ligero con mayor confianza y seguridad.